El conjunto monumental renacentista de Úbeda y Baeza, ciudades Patrimonio de la Humanidad, representa uno de los destinos predilectos para los amantes de la historia, el arte y el patrimonio.

Acogen dos conjuntos monumentales renacentistas   únicos, por lo que han sido declarados Patrimonio Mundial por la  UNESCO en el año 2003 y un sinfín de palacios e iglesias, ca-sonas y calles  plazas que mezclan la cal y la piedra dorada que destacan bajo el azul del cielo de la alta Andalucía. Se hallan en el centro de la provincia de Jaén, unidas por el mar de olivos,  próximas al parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, el mayor espacio natural protegido del país. Buena parte de la riqueza monumental se debe a personajes como Francisco de los Cobos, secretario de estado del empe-rador Carlos V, y a arquitectos como Andrés de Vandelvira que desarrolló en ésta provincia lo mejor de su obra.

Baeza es el exponente de la arquitectura religiosa y Úbeda de la arquitectura civil.Conocer Las Nuevas Poblaciones es obligado al pasar por La Carolina, el proyecto de repoblación de Sierra Morena de Carlos III, quien puso al frente al Ilustrado Intendente Pablo de Olavide, quien lo llevó a cabo en el siglo XVIII, y que trajo a España colo-nos alemanes, flamencos,franceses, suizos e italianos, así como experimentó las nuevas formas urbanas fruto de la modernidad y experimentación de  los nuevos modelos urbanísticos pioneros en Europa.El palacio renacentista del Marqués de Santa Cruz en el Viso del Marqués, Museo de la Marina, es una sorpresa en medio de la Mancha. Construido para Álvaro de Bazán, único marino  invicto de la marina española, posee frescos italianos en todas sus paredes y recuerdos de sus viajes y batallas, así como guar-da el archivo histórico de La Marina Española.