Hasta hace poco más de cinco siglos no existió en Occidente ningún libro impreso, de ahí que el único medio para guardar un texto o difundirlo fuese la copia manuscrita. En la Edad Media esta tarea fue llevada a cabo, en un principio, en los sriptoria monásticos y más tarde en las cancillerías regias. Monjes y escribanos se entregaron así al laborioso trabajo de copiar códices y diplomas, siguiendo muchas veces un proceso largo y dificultoso que dejaba secuelas físicas, como podemos leer en los colofones dejados por algunos amanuenses en sus obras. Sirva como ejemplo este lamento de Florencio de Valeránica (mediados del siglo X): “la visión se debilita, la espalda se encorva, las costillas y el vientre se aplastan haciendo que los riñones se carguen de dolor, todo el cuerpo queda dañado”. El objetivo de este taller es disfrutar con una disciplina que nos permitirá sumergirnos en el arte de la caligrafía y en la recuperación de las formas de escritura del pasado, valorando el trabajo de quienes fueron sus artífices. Nada mejor para resumir nuestra intención que otra frase tomada de Florencio: “La tarea del que escribe es alimento espiritual para el que lee”.

Contenidos

El taller, en su vertiente teórica y práctica, tiene como objetivo iniciar a los alumnos en la realización de la escritura visigótica. Este tipo de caligrafía predominó en los reinos hispanos entre los siglos VIII y XII, derivado de las escrituras uncial y cursiva romanas. Fue sustituida a lo largo del siglo XII por la escritura carolingia, si bien permaneció algún tiempo más en los centros eclesiásticos del norte de España, ligada a los textos de la vieja liturgia hispano-visigoda. En este taller, se instruirá a los alumnos en la realización de las letras minúsculas y varios estilos de mayúsculas, así como en la decoración de los manuscritos visigóticos, fundamentalmente a base de entrelazos. Se trabajará con plumillas metálicas, tintas y colores al gouache, sobre distintos papeles, para terminar confeccionando un texto sobre pergamino natural de cordero.

Horario De 09.30 a 14.00 y de 16.00 a 18.30 h.

Nº alumnos Mínimo: 8 Máximo: 15

Plazo de inscripción: Hasta el 15 de julio de 2015 o hasta que se completen las 15 plazas ofertadas